Lunes, 16 de Marzo de 2020
La recogida selectiva de envases de vidrio, a través del contenedor, crece un 40% en Canarias en los últimos cinco años
● Canarias es la quinta comunidad autónoma donde más crece la recogida selectiva de envases de vidrio, con un incremento del 8,1% respecto a 2018
● Las Palmas fue la provincia que más recicló con 22,8 kg por habitante, por encima de Santa Cruz de Tenerife con 17,8 kg/hab
● En un contexto marcado por la emergencia climática, el reciclaje de envases de vidrio en Canarias ha permitido ahorrar la energía suficiente equivalente al consumo energético de todos los hospitales de la región durante más de dos meses
Ecovidrio anuncia los resultados de reciclaje de vidrio en Canarias

Santa Cruz de Tenerife, 16 de marzo de 2020.- La recogida selectiva de residuos de envases de vidrio en Canarias, a través del contenedor verde, alcanzó 43.986 toneladas en 2019, lo que supone un incremento del 40% en los últimos cinco años. Esta cifra representa un crecimiento del 8,1% respecto a 2019 y sitúa a Canarias entre las cinco regiones de España que más crecen en materia de reciclaje de envases de vidrio.

Según estos datos, como media, cada canario depositó en el contenedor verde 20,4 kg de vidrio, unos 70 envases por persona, una cifra por encima de la media nacional. Por provincias, Las Palmas fue la que más recicló con 22,8 kg/hab, por encima de Santa Cruz de Tenerife con 17,8 kg/hab.

Además de la recogida selectiva de envases de vidrio a través del contenedor verde, en 2019 Ecovidrio gestionó la recuperación de 4.291 toneladas de residuos de envases de vidrio procedentes de la planta de Residuos Urbanos (RU) del Ecoparque Gran Canaria Norte (Complejo Ambiental de Salto del Negro).

José Antonio Valbuena, consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias ha destacado: “el índice de sensibilización ciudadana, ya que sin la contribución de los residentes en Canarias, estos datos no se podían haber alcanzado” y recordó que “el sencillo gesto de separar los envases de vidrio para llevarlos al contenedor verde contribuye en la lucha contra el cambio climático, al facilitar la reducción de las emisiones de CO2 al planeta, fomenta la economía circular, impulsa la creación de ciudades más sostenibles y propicia avanzar de cara a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, ya que supone una ayuda para cumplir con la Agenda 2030 y preservar el futuro de Canarias y del planeta de forma más eficaz y sostenible”. “El compromiso de los consumidores con el reciclaje es, sin duda, vital para activar la cadena de reciclado de vidrio, que no se puede iniciar sin que los ciudadanos depositen los envases en el contenedor verde”, recordó el consejero.

Por su parte, José Fuster, Director de Operaciones de Ecovidrio, ha subrayado: “este notable crecimiento en el archipiélago evidencia que los canarios están cada vez más concienciados con la importancia del cuidado del planeta en un contexto de emergencia climática sin precedentes. Sin embargo, no nos detenemos aquí, Canarias aún tiene potencial de crecimiento, por ello queremos seguir trabajando de la mano de las administraciones, profesionales hosteleros y ciudadanos, para lograr superar los ambiciosos objetivos que nos marca la Unión Europea”.

 

Retos ambientales: economía circular y cambio climático

En un contexto marcado por la necesidad de evolucionar hacia un modelo de economía circular y hacer frente a la emergencia climática, el reciclaje de envases de vidrio es un elemento fundamental para evitar emisiones de gases de efecto invernadero y la sobreexplotación de los recursos. De hecho, solo en 2019 el reciclaje de envases de vidrio en Canarias ha logrado:

-        Evitar las emisiones de CO2 equivalentes a recorrer en avión la distancia Madrid-Santa Cruz de Tenerife más de 56.000 veces.

-        Evitar la extracción de una cantidad de materias primas equivalentes a más de 5 veces el peso de la Torre Eiffel.

-        Ahorrado la energía suficiente equivalente al consumo energético de todos los hospitales de Canarias más de dos meses.

 

Apuesta por la hostelería sostenible y la contenerización

La apuesta por la hostelería sostenible ha sido un factor clave para incrementar los resultados de recogida de envases de vidrio, en este canal que genera el 52% de los envases de vidrio de un solo uso que se ponen en el mercado.

En este sentido, el compromiso compartido entre la administración y Ecovidrio por la sostenibilidad del sector ha permitido que en seis localidades canarias se hagan efectivas las ordenanzas municipales que obligan a los grandes generadores a realizar la recogida selectiva de envases de vidrio. Por ello en 2019 se han entregado más de 1.200 cubos especiales y se han visitado más de 1.400 establecimientos hosteleros para conocer sus necesidades y facilitar la labor de reciclaje a través de la dotación de medios y la sensibilización sobre la importancia de depositar los envases de vidrio en el contenedor verde.

Con el objetivo de facilitar la labor de reciclaje a los ciudadanos, durante 2019 Ecovidrio ha instalado en la comunidad 312 nuevos contenedores, hasta alcanzar los 12.502 iglús. Esto sitúa el ratio en un contenedor por cada 172 habitantes, cifra que posiciona a Canarias por encima de la media nacional, que se sitúa en un contenedor por 204 habitantes.

En palabras del consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias, “este importante crecimiento del índice de contenerización en Canarias, que supera la tasa media nacional, obedece al esfuerzo realizado durante los últimos años por los ciudadanos, las administraciones públicas, la industria, el sector y por el esfuerzo financiero de las empresas envasadoras. Estos datos, que sitúan a Canarias en la vanguardia en la defensa del medioambiente, la convierten en una de las regiones pioneras en el compromiso fiel con el reciclaje y en la adaptación y mitigación frente al cambio climático”.

 

Movilización ciudadana

La colaboración ciudadana es clave para activar la cadena de reciclado. Por ello, Ecovidrio ha desarrollado en colaboración con las administraciones públicas, 15 iniciativas de sensibilización que han movilizado a jóvenes, niños, profesionales de la hostelería y sociedad en general.  

Entre ellas, destacan las campañas puestas en marcha en colaboración con los Ayuntamientos de Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife y Maspalomas con motivo de la celebración de los carnavales, con el objetivo de sensibilizar a los participantes por unas fiestas más sostenibles. Así mismo, con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, la entidad llevó a cabo la iniciativa ‘Recicla vidrio por ellas’ por la que se instalaron iglús rosas en siete localidades canarias como Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife o El Hierro.

 

El reciclaje de envases de vidrio en España

Durante 2019 se recogieron de forma selectiva 896.450 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde, una media de 19 kilogramos por habitante y 65 envases por persona. Esta cifra representa un incremento del 30% en los últimos cinco años.

En la actualidad, en España existen 230.950 contenedores para el reciclado de envases de vidrio y solo en 2019 Ecovidrio instaló 5.873 iglús nuevos. Así pues, la media nacional se sitúa en 1 contenedor por cada 204 habitantes, uno de los mejores datos a nivel europeo.

La tasa de reciclado de residuos de envases de vidrio actual se sitúa en 72,2%, según el dato oficial elaborado por MITECO correspondiente al año 2017. 

Ecovidrio ha establecido un Plan Estratégico con un objetivo claro: reciclar el 85% de los envases de vidrio en 2025 para convertir a España en un referente en materia de reciclado y sostenibilidad. Entre las medidas contempladas en el plan destacan el impulso de iniciativas legislativas (obligatoriedad de separar en origen y canon al vertido) que mejoren la recogida selectiva de envases de vidrio, ampliación del parque de contenedores, la dotación de medios especiales y la puesta en marcha de planes específicos para los profesionales de la hostelería, así como la activación de proyectos integrales en zonas con mayor potencial de crecimiento.